Consejos para tomar lecciones de piano

¿Tomas lecciones de piano y eres un perfeccionista? ¿Todas las notas deben sonar bien antes de que sean interpretadas en el piano? Si has respondido afirmativamente a las preguntas anteriores, probablemente te estés engañando a tí mismo y alejándote cada vez más de la inmensa diversión que genera el hacer música.

La mayoría de nosotros ha aprendido cómo ser perfeccionistas desde chicos, intentando complacer a mamá o papá. Nosotros queríamos su aprobación por lo cual intentábamos hacer todo bien. En el proceso, aprendíamos que el hecho de hacer o intentar hacer todo perfecto significa abandonar nuestra felicidad. No era suficiente que pudiéramos expresarnos nosotros mismos musicalmente. También teníamos que hacer un buen trabajo de ello, tan bien como pudiéramos hacerlo.

Tocar siempre todas las notas correctas, intentar complacer a los profesores de piano a quienes poco les importaba si estábamos disfrutando la situación. ¿Y todo para qué? ¿Para alcanzar un determinado nivel o un “es bueno”?

Escuelas de música
Es una pena pero esto pasa continuamente en las escuelas de música. No sucede hasta que nos volvemos adultos que nos damos cuenta del daño que ha sido hecho. Hasta entonces, es normalmente muy tarde y casi nunca vuelves a agarrar un instrumento, lo que es realmente una lástima. Es una vergüenza que todos debamos crear para los estándares de alguien que dicen qué es bueno y qué no. Y, lo peor de todo, cuando finalmente lograbas alcanzar tal alto estándar, aún te decían que de todos modos podía estar mejor o que no tenías oído absoluto.

La salida a este pozo perfeccionista es abandonar la necesidad de complacer a otros y reenfocarnos en complacernos a nosotros mismos. Ahora nos encontramos frente a una habitación -llamada ¡LA EXPLORACIÓN DE LO DESCONOCIDO!- dentro de la cual podemos cometer errores y explorar lo que realmente es la arte. Aquí es donde la verdadera aventura comienza. Aquí se encuentra lo verdaderamente emocionante: el no saber que va a ocurrir luego, el no juzgar lo que sale de nosotros sino el poder contemplarlo.

Algo de improvisación
La improvisación es la llave que abre la puerta de esta habitación. Es la primera forma artística que es invención pura. Experimenta la alegría de la improvisación y toda necesidad de hacer las cosas perfectamente irá desapareciendo. Tan sólo por un momento sentirás como que la música está jugando contigo. ¿No te parece, a caso, suficiente?

Lecciones anteriores:
Curso de piano
Tocar jazz en el piano
Tocar de memoria
Tocar blues en el piano

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.

Entradas recientes
de nuestro Blog: