La construcción del violín

La historia del violín nos dice que con el curso de los siglos, el taller de construcción de violines no ha cambiado demasiado. Aún se utilizan las mismas herramientas que eran usadas por los viejos maestros: el banco de carpintero, sierras, los pequeños y grandes cepillos al igual que los cinceles de madera como esos que se utilizan para hacer esculturas. Además, las navajas y las plantillas, también las brochas para barnizar y siguen en uso todos los largos cuchillos para tallar. Aún en las fábricas mas tradicionales, hay herramientas en uso que eran originariamente usadas por los maestros constructores de antaño. Para el fabricante de violines, la madera es el material más importante; es natural que la elección de la madera correcta es vital para conseguir un sonido de mejor calidad. La madera que es muy pesada a causa de su peso específico no puede ser usada; aunque tal vez luzca maravillosa.

Es por ello también que la producción en masa de violines ha fracasado: en estos días incluso con modernas máquinas controladas por computadoras; el trabajo es muy mecánico y no se tiene ninguna consideración sobre los materiales que se utilizan. La producción en masa nunca cumplirá el aspecto fundamental, ya que cada pieza de madera necesita ser tratada de un modo diferente, incluso cuando la madera proviene del mismo tronco, cada pieza es totalmente diferente la una de la otra. En el extremo inferior del tronco, importante para la técnica de tocar con la mano derecha, la madera suele ser por lo general mucho más dura que la de la cima, también, las partes que crecen al rayo del sol obviamente diferirán de las partes que crezcan en la sombra.

Dos tipos de madera son los más comunes a la hora de fabricar un violín: pícea para la tapa y arce para el fondo y la voluta. El diapasón es de ébano, la cual es una madera muy resistente. Las clavijas y el cordal se hacen mayormente de ébano o jacarandá ya que desde allí se afina el violín. La madera de arce más fina proviene de Bosnia y la pícea mejor adaptada de los países de Europa central; crecen hasta una altura de 1000 metros. La madera de ébano proviene de África ya que es madera de la palmera datilera.

Forma de la caja del violin


El tipo de construcción más común es la llamada “formación interior”. Los bordes se ajustan a su forma típica. Estos son de 1.2 mm de espesor y son curvadas sobre un molde de hierro.

laterales del violin

Luego se fijan con un poco de pegamento a un trozo de madera por el lado superior y a otro por el inferior, ambas piezas quedan del lado interno del instrumento musical. La tapa y el fondo del violín son cortados con su forma exacta. Este proceso se lleva a cabo de acuerdo con un preciso patrón de esténciles, que pueden ser tomados de otro instrumento, por ejemplo de un violín hecho por Stradivarius o Guarneri; tal vez, varíen ligeramente por presentar una pequeña peculiaridad personal. Luego del proceso de cortado se procede a arquear la tapa y el fondo del violín.

Continuación: >> Las partes del violín

Menú de navegación:
Noticias de música: Actualización diaria.

Entradas recientes
de nuestro Blog: