Cómo afinar nuestro violín

Es de suma importancia tener un instrumento correctamente afinado antes de tocar nuestro violín. El uso prolongado con una afinación incorrecta podrá dañar la habilidad auditiva del estudiante para percibir los tonos verdaderos. En una sala de conciertos, a los músicos de cuerdas se les da siempre un La 440 mediante un diapasón como tono de concierto.

Se debe tener especial cuidado al desarrollar un buen oído para reconocer las notas verdaderas. Como el violín es un instrumento que no posee trastes, el oído del músico es la única guía para alcanzar el tono correcto. Los tonos del violín pueden aumentar o descender según las condiciones climáticas locales. Los instrumentos con una estructura de madera son susceptibles a la humedad y la absorción de temperatura, por lo tanto la madera se deforma y el tono se vuelve más inconsistente.

La elasticidad de las cuerdas al igual que de las clavijas intentando desenrollarse son otros factores a tomar en cuenta. El almacenamiento del violín dentro de su caja ayudará a prevenir las fluctuaciones de afinación y también lo mantendrá a salvo de los golpes accidentales.

Para llevar una cuerda, una de sus partes, a un tono determinado es necesario un tono de referencia. Cuando la cuerda suena en fase con la nota referente no habrá pulsación y la cuerda estará afinada. Un batido se escucha cuando dos frecuencias están fuera de tono una respecto de la otra. La fase será sin sincronización entre ambas. Sosteniendo el instrumento para afinarlo, realice la afinación según las siguientes indicaciones:

• Haz descansar confortablemente el violín sobre tus hombros, con la mano izquierda bajo la unión entre el cuello y el cuerpo del instrumento. En esta posición el violín estará liviano y balanceado. No será necesario que el músico incline el cuello. También puede utilizarse un soporte (éste va sujeto por debajo del violín y apoya sobre el hombro del músico).



afinandro un violin


• Con la mano derecha presiona el botón La 440 si posees un afinador electrónico. Caso utiliza un diapasón de La 440.

• Golpea la cuerda La con el pulgar derecho.

• Gira la clavija para afinar la cuerda La con la mano izquierda, hasta la fase de coincidencia de cuerdas con la del tono patrón procedente del diapasón o del aparato electrónico. La clavija deberá estar siempre por encima de la nota. Esto ayuda a que la clavija se trabe en el agujero e impida que la cuerda se resbale.

• Ajusta el tono con los afinadores finos hasta que es encontrado el tono perfecto. No se deberán oír batidos, y las dos notas deberían sonar como una, al unísono.

• Procede con las cuerdas Mi, Re y luego Sol del mismo modo.

Seguidamente posees los tonos patrones de afinación para que puedas descargarlos:
Mi <<
La <<
Sol <<
Re <<

También puedes utilizar el siguiente afinador intactivo de violines:

Referencias sobre construcción de violines.

Menú de navegación:
Noticias de música: Actualización diaria.

Entradas recientes
de nuestro Blog: