La música del renacimiento

Hacia el año 1400 o poco tiempo después, varios compositores comenzaron a escribir trabajos polifónicos variando ligeramente el método antiguo de composición. El mismo consistía en utilizar en lugar una voz de base lenta junto con voces superiores de ritmo más acelerado, hicieron a todas las voces iguales dentro de una variedad rítmica. Y, en lugar de emplear cuatro cantos diferentes usaron un solo canto.

Esto condujo a que las obras fueran mucho más unificadas, y dio pie a un gran número de formas contrapuntistas (nota-contra-nota), tales como el Canon  que se considera una repetición exacta de una melodía por varias voces, pero a diferentes tiempos.

También apareció el Canzón considerado como una sucesión de temas, cada uno desarrollado íntegramente y luego desechados. También apareció la Fuga la cual consistía en una composición con un tema ampliamente desarrollado.

La mayor parte del desarrollo musical de esta época ocurrió en Italia, principalmente debido a que la Iglesia Católica era la fuerza política dominante y cuyo centro estaba ubicado en Roma. Gran cantidad de músicos excelentes escribieron misas y otros trabajos para la iglesia; casi todos esos trabajos están escritos en Latín, pues, en ese entonces era el idioma empleado para los servicios.

Sin embargo, con la Reformación y la llegada del Protestantismo durante la segunda mitad del siglo XVI, la naturaleza de la música comenzó a cambiar.

El renacimiento se destacó no solo por las innovaciones mencionadas dentro de la teoría de la música sino también en muchos otros rubros como el arte pictórico, la literatura, la filosofía y las ciencias.

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.

Entradas recientes
de nuestro Blog: