El oratorio como forma musical

Un oratorio es considerado en la teoría musical como una composición musical extensa que incluye orquesta, coro y solistas. Es una estructura musical bastante posterior a la ópera. Entre sus similitudes se encuentran el uso de un coro, solistas, un conjunto, varios personajes distinguibles y arias. Sin embargo, la ópera es sencillamente un teatro musical, mientras que el oratorio es estrictamente una pieza de concierto. Hay muy poca o nada de interacción entre los personajes, no hay accesorios ni vestimenta elaborada.

La diferencia más importante es la temática que trata cada uno. La ópera tiende a combinar la historia y la mitología, incluyendo los viejos vicios del romance, decepción y asesinatos. Por el contrario, el argumento del oratorio es por lo general muy ínfimo y combina estrictamente con temas sagrados, haciendo de este estilo un entretenimiento aceptable y apropiado para interpretarse en las iglesias. Los compositores protestantes tomaron sus historias de la Biblia, mientras que los compositores católicos buscaron en la vida de los santos. Durante la segunda mitad del siglo XVII, hubo tendencias hacia la secularización del oratorio religioso. La evidencia de estas fueron sus presentaciones regulares fuera de las salas de las iglesias, en las cortes y en los teatros públicos.

Ya fuera religiosa o sagrada, la temática del oratorio tiene fama de ser pesada. Puede incluir tópicos como la creación del mundo, la vida de Jesús, o la carrera de un héroe clásico o un profeta bíblico. Otros cambios eventualmente toman lugar, posiblemente debido a que la mayor parte de los compositores de oratorio eran también populares compositores de óperas.

Ellos comenzaron a publicar los libretos de sus oratorios como lo hicieron con los de sus óperas. Se puso mayor énfasis en las arias, mientras que el uso del coro fue disminuyendo. Se comenzó a contratar voces femeninas, y se reemplazó al narrador masculino por el uso de recitativos. Finalmente, Monteverdi compuso Combattimo, obra que es considerada como el primer oratorio sagrado.

George Friederic Handel, mejor conocido hoy en día por "El mesías", escribió oratorios sagrados basados en temas de la mitología griega y romana. Además se le reconoce la creación del primer lenguaje inglés para oratorio.

Los oratorios suelen contener:

  • Una overtura.
  • Solos de instrumentos.
  • Varias arias, cantadas por los solistas vocales.
  • Recitativos, generalmente empleados como adelanto del argumento.
  • Coros, frecuentemente monumentales y destinados a transmitir un sentido de gloria.
    Es común que entre los instrumentos para los coros del oratorio se encuentren los timbales y las trompetas.
  • Menú de navegación:
    Home Piano Mundo: Nuestra home.

    Entradas recientes
    de nuestro Blog: