La música medieval

Al profundizar en el conocimiento del curso de teoría musical que nos ocupa debemos detenernos en un hecho importante que hace a la esencia de la música medieval. Según los registros musicales que poseemos, antes del año 900 casi toda la música estaba formada por una estructura lineal, al que dimos nombre de “canto lineal”.

Gradualmente, dentro de los 500 años siguientes, los músicos comenzaron a experimentar con la simple estructura melódica agregando sobre ella otras voces. En un principio, dichas voces cantaban un intervalo fijo por encima o debajo de la línea original. A esto se lo llamó “organum”.

En cierto momento, alguien tuvo la idea de emplear dos líneas diferentes moviéndose al mismo tiempo, pero sin un intervalo fijo. Usualmente la línea más aguda tenía una tonalidad florida y alegre, mientras que la más grave era mucho más lenta y monótona. Esa era la diferencia esencial que en esos tiempos existía entre la melodía y el acompañamiento de una pieza musical.

Ya hacia el año 1300, se comenzaron a escribir trabajos con tres y cuatro voces. A estos trabajos se los denominó “polifónicos” lo cual significa "muchas voces", para distinguirlos de la monotonía (una voz) del canto lineal.

Por este motivo podemos decir sin temor a equivocarnos que la característica esencial de la música medieval o del medioevo implica el paso de la composición un una sola línea musical que incluía una sola melodía a otra con dos o mas melodías, dando lugar a la compleja composición polifónica que sería uno de los elementos esenciales de la música del renacimiento.

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.

Entradas recientes
de nuestro Blog: