Un concierto de piezas de piano complejas

Dueño de un singular oído absoluto, el programa de concierto del pianista Terrence Wilson “Sunday at Father Heim’s Xavier Piano Series” se desarrolló desde el virtuosismo de la notación musical de Liszt y Chopin hasta la intimidad de las melodías armónicas de Robert Schumann. A lo largo del programa, Wilson no solo demostró una técnica maestra, sino que también mostró una técnica en el arte del teclado que es sorprendente.

La primera pieza en el programa, que demandó un gran trabajo en la afinación del piano luego de concluída, “Gaspard de la Nuit” de Maurice Ravel es un trabajo impresionista a lo largo de un lienzo musical. “Gaspard” fue inspirado por tres poemas escritos por Louis Aloys Bertrand que se publicaron en 1908. “Gaspard” es el diablo y los tres poemas son sobre historias que se narran. “Ondine” describe gotas de agua sobre una ventana, antes de convertirse en un torrente de notas y una confluencia de sonidos que ondulan el teclado hacia arriba y abajo. “LeGibet”, con acordes macabros, retrata los sonidos de un viento de invierno y el cuerpo de un hombre colgando de la horca. “Scarbo” recuerda a una aparición con un giro de notas desempeñado por Wilson con elegancia y facilidad. Su uso peculiar del pedal mejoró mucho el tono de este poema impresionista.

El cruelmente difícil “Etude Op.10. No.4, en Do# menor” de Chopin sonó como un perro corriendo detrás de su cola, demandando una gran dinámica al mecanismo del piano. De principio a fin no hay descanso para el pianista de este tour de force de la tonalidad. Wilson tocó este estudio de Chopin y “Wilde Jagd” o “Wild Hunt Etude” de Liszt con claridad, precisión y emoción, pero siempre bajo control. El “Etude tableau Op. 39. No. 5 in Mib minor de Rachmaninoff’ acumula los acordes y las armonías en un magnífico edificio de sonido. Abunda un gran cromatismo, junto con una melodía luminiscente pasando por encima de todo.

Share








2 Comentarios to 'Un concierto de piezas de piano complejas'

  1. Edgar - enero 15th, 2008 at 2:27 am

    Pues a mi se hace muy interesante que no solo sean llamativas porque son dificiles sino que tambien sean bellas obras para que de en verdad sean ejecutadas y asi sean practicadas para dominar dificultades y afrontar los pasajes dificiles y obtener más técnica.

  2. Jesus - enero 31st, 2008 at 10:58 pm

    No entiendo porq el estudio de Chopin sono como perro persiguiendose la cola.
    que clase de lenguaje es ese¿?


Deje un comentario