Piano desde el principio: ¡Aprenda a tocar lo que siente!

Imagine poder sentarse en su piano, colocar sus manos sobre el teclado, y simplemente tocar. Muchos estudiantes de piano creen que adquirir la capacidad de hacer esto requiere años de estudio. ¡No podían estar más equivocados!

Pianos

Aprender a tocar lo que siente no requiere amplios conocimientos de armonía o teoría. Todo lo que se requiere es la capacidad de hacer dos cosas:
1. Creer que sabe lo suficiente
2. Creer que es lo suficientemente bueno

Miles de pianistas son capaces de tocar piezas de Rachmaninoff y Bach, pero son incapaces de expresarse poéticamente en el teclado. ¿Por qué? Debido a las creencias previamente mencionadas. No alcanza con dominar la técnica del piano. Por ejemplo, muchos escritores saben como construir una trama fascinante y saben como debe ser escrita una historia, pero hasta que no hayan liberado a su voz interior de la crítica y hasta que crean que son lo suficientemente buenos para escribir esa historia, ¡simplemente no podrán realizar la tarea!

Lo mismo ocurre con la música y con cualquier otro arte. No puedo decirle cuántas veces me he repetido a mi mismo las dos afirmaciones mencionadas previamente para superar mi temor a ser capaz de crear música en el piano. Yo quería tocar lo que sentía en un momento dado, ser capaz de improvisar. Pero esto era casi imposible mientras existía una voz dentro de mí que me decía que no era lo suficientemente bueno. Y créame, todos tenemos estas voces en algún lugar de nuestras cabezas en algún momento u otro.

Eventualmente supere la necesidad de buscar la aprobación de otros y me di cuenta que yo era más importante que la música. Me di cuenta de que yo ya sabía más que suficiente para tocar el piano. También pude darme cuenta de que yo era lo suficientemente bueno y que ninguna persona lo sabe todo o es un pianista “perfecto”.

Share








3 Comentarios to 'Piano desde el principio: ¡Aprenda a tocar lo que siente!'

  1. adriana - noviembre 12th, 2009 at 9:54 pm

    hola. Yo no he logrado expresar lo que siento cuando toco libesträume de Liszt. Al cerrar los ojos, logro sentir algo, pero temo equivocarme en las notas.

    Me gustaría crear mi propia música expresando lo que siento, pero esas voces en mi cabeza me lo impiden.
    Hasta mi sobrina de 6 años me pregunta que por qué no invento una canción y no sé ya que decirle.

    Lo voy a intentar con los ojos cerrados.

  2. Paolo - enero 13th, 2010 at 4:05 pm

    Estimados compañeros.-
    Inicié mis estudios de piano a la temprana edad de 5 años allá por 1970, en aquel tiempo por lo menos en Ecuador no era “normal” que alguien iniciara estudios formales de paino a tan corta edad, mis compañeros eran doctores, abogados o por lo menos personas que terminaban el bachillerato; ahora todo es tan distinto (gracias a Dios). Con la vivencia de 39 años en el mundo de la música puedo afirmar que la experiencia frente al instrumento cualquiera que este sea no necesariamente hablamos de piano) es única, personal e intransferible. Felicito al compañero que redactó el artículo de aprenda a tocar lo que siente, pero lastimosamente no comparto su opinión. Después de Wolfang Amadeus Mozart, único caso de genialidad musical (médicamente hablando) no he conocido a nadie que por simple inspiración e intrepidez logre sentarse al teclado y refleje al mundo su yo interno como una especie de transmutación medio psíquica.
    El piano en mi experiencia personal requiere de una formación integral. ritmo, melodía, armonía, solfeo, interpretación, composición. para la mayoría de los mortales es un proceso evolutivo que va de lo simple a lo complejo, que toma su tiempo dependiendo de la genialidad del interesado, la actitud, la aptitud, el deseo de mejorar, el tiempo que dedique a la práctica. Cuando estos marcos teóricos se han incorporado en nuestra conciencia o saber, es entonces cuando estamos en capacidad de comenzar a improvisar, arreglar, componer, etc… No dudo que puedan existir personas con una capacidad natural sorprendente, pero ellos estadisticamente hablando no superan el 1% del universo de músicos. bien por ellos…, me alegro por ellos…; pero en el caso de los menos dotados ( me incluyo ) sólo el esfuerzo, el tesón, la práctica continua hace que cristalicemos el sueño de tocar lo que sentimos en el alma.

  3. josue daniel luna reyes - octubre 3rd, 2010 at 3:16 pm

    creo que la musica es un sentimiento que nase en cada uno, desde el comienso ya viene ese sentimiento que podemos desir que es algo natural o que viene de Dios. Esa naturalesa es lo que hace que ala persona sele aga mas fasil el aprendisaje, pero toda naturalesa tiene que ser alludado para que ese conosimiento pueda ser desarrollado completamente. porque si no es alludado esa fuersa de aprender se combertira en aburrimiento y no alcansara un buen desarrollo. Ami me paso que me aburri y despues no queria seguir aprendiendo pues las ganas de aprender estaban pero despues de 5 minutos ese deseo se acababa porque no encontraba que aprender mas.


Deje un comentario