Los acordeones están disfrutando de un resurgimiento en la popularidad

Aunque el mundo de la música comercial a menudo ha relegado a los acordeones a la condición de segunda clase, estos estén volviendo a ganar popularidad. Haciendo apariciones en producciones que van desde Cirque du Soleil a los álbumes de estrellas de rock del momento, el sonido característico del acordeón esta consiguiendo su atención merecida.

El bandoneon acordeon

Aunque la mayoría de la gente puede evocar una imagen mental de un acordeón, muchos no se dan cuenta de que hay varios tipos de acordeones, desarrollados a lo largo de muchos años para los determinados géneros musicales. Como instrumentos de lengüeta libre, la apertura y el cierre del fuelle de un acordeón, hace que el aire fluya por las lengüetas, produciendo el sonido. Un acordeón también tiene botones, o puede tener botones y un teclado. Estos sirven para dirigir el flujo de aire a determinadas cañas y no a otras, controlando así los tonos que se tocan.

Algunos acordeones tienen una fila de botones, algunos tienen dos filas de botones, y otros tienen tres filas. Los acordeones con una sola fila de botones son la Concertina Hohner y la Ariette Hohner. Esta última se utiliza a menudo para tocar musica popular de Cajun, Québec, Zydeco, e Irlanda. Estos botones suelen reproducir la escala diatónica, con cada botón capaz de reproducir dos notas: una cuando se aprieta el fuelle y otro cuando se separada. Un acordeón con una fila de botones con frecuencia se afina para el tipo de música que se esta tocando. Por ejemplo, se pueden agregar mas lengüetas para producir los sonidos que se asocian típicamente con música de Cajún. El Ariette Hohner, por ejemplo, tiene diez botones agudos, dos botones bajos, cuatro juegos de lengüetas agudas, y tres juegos de lengüetas bajas.

Un acordeón de dos filas de botones normalmente tiene 21 botones agudos, ocho bajos/ de cuerda, y dos juegos de lengüetas agudas. Este acordeón está disponible en combinaciones de claves, como Sol-Do, La-Re, Do-Fa, y Re-Sol. Un acordeón de tres filas de botones, como la Corona Hohner, tiene 31 botones agudos y dos juegos de lengüetas agudas. La tercera fila de teclas significa que las combinaciones de claves difieren de las de los acordeones de dos filas de botones y podrían ser, por ejemplo, Sol-Do-Fa, Fa-Si bemol- Mi bemol, Mi-La-Re y La-Re-Sol.

Los acordeones a piano son un instrumento cromático con un número de teclas de piano que puede variar, dependiendo del tamaño del instrumento. Desde el estándar acordeón a piano Gola al acordeón a piano Hohnica para aquellos que piensan en un presupuesto, existe un acordeón a piano para todos.

Uno de los aspectos más hermosos de los acordeones, es que no pueden ser totalmente producidos en masa. Al igual que otros instrumentos musicales, los componentes hechos a mano (en el caso de los acordeones, sobre todo las lengüetas) son lo que le dan al instrumento su sonido único. No hay duda de que el acordeón ha viajado lejos desde sus usos estereotipicos a ser un instrumento de los polacos. De Cajún y Zydeco a Klezmer y la música clásica, de Lawrence Welk a Sheryl Crow, los acordeones están aquí para quedarse.

Share








2 Comentarios to 'Los acordeones están disfrutando de un resurgimiento en la popularidad'

  1. Diego - diciembre 24th, 2009 at 1:29 am

    Me parece formidable que se le dé la importancia que se me merece este instrumento (yo soy docente en música), el acordeón solo necesita el aire y mucho estudio, ahì se puede tocar de toda clase de música, sea clásica o popular. A mi me gusta mucho y en lo posible continuo estudiandolo porque ha sido para mi tambien una herramienta de trabajo, tanto para dictar clases como para interpretar diferentes melodias.

  2. Herman Cardona - noviembre 2nd, 2010 at 11:45 pm

    me gustaria saber sobre un buen curso ,para poder terminar de aprnder,ya que tengo largo tiempo tratando de aprender ,pero son muy complicados quisiera una ,mmas practico, me puede ayudar,gracias -aqui en la ciudad de new york no se consigue un buen profeosr,


Deje un comentario