Recordando a Debussy

Debussy creció en un modesto hogar en la ciudad de St Germain-en-Laye cerca de París. Sus padres vivian gracias a la tienda china que tenían. Su padre también trabajó como viajante de ventas, secretario y asistente de un impresor. Debussy rara vez habló de su infancia porque no la disfrutó. Lamentablemente, sus labios apretados les dejaron a los historiadores pocos detalles de sus primeras etapas de vida. Sin embargo, está claro que fue un gran pianista durante su infancia. Fue admitido en el Conservatorio de Música de París a los once años en donde estudió con Ernest Guiraud, César Franck, y otros más por los siguientes doce años. Aunque entró en el conservatorio para “mejorarse” en el piano, después de varios intentos fallidos en un piano “final”, cambió sus intereses hacia la composición musical.

En 1884, Debussy ganó el Grand Prix de Roma, un premio muy codiciado en donde el que lo recibe tiene la oportunidad de estudiar en la Academia de Francia en Roma por los dos años siguientes, debido a su trabajo L’enfant prodigue (El Hijo Pródigo). Sus presentaciones posteriores al Grand Prix no tuvieron éxito. En 1888, despues de pasar dos años en la Academia, Debussy viajó a Bayreuth en donde escuchó la música de Wagner. La influencia Wagner se hace evidente en las obras “La damoiselle blue” y “Cinq poèmes de Baudelaire” de Debussy.
Durante la década de 1890, todas las experiencias y conocimientos adquiridos por Debussy culminaron en el periodo más productivo musicalmente de su vida. Aunque a Debussy le gustaba mucho Wagner, el estilo de composición de Debussy tomó -por falta de un término mejor– un curso impresionista. En 1894, Debussy terminó su primer trabajo orquestal importante: “Prélude à l’après-midi d’un faune”. La única opera de Debussy, Pelléas et Mélisande, largamente compuesta desde 1893-1895 no fue terminada hasta 1902. Sus armonías modernas y etéreas reunieron duras críticas junto con una gran aceptación.

Durante los últimos años de la vida de Debussy, creó algunas de sus obras de piano más famosas. Los preludios de piano de Debussy, los cuales incluyen a “La Cathédrale Engloutie”, a veces son comparados con los de Chopin. En 1910, Debussy desarrolló cáncer de recto, debilitándolo lentamente día a día. No fue hasta 1918, mientras que París estaba bajo ataque alemán, que el cáncer finalmente terminó su vida.

Share








3 Comentarios to 'Recordando a Debussy'

  1. SYLVIA - febrero 24th, 2008 at 6:51 pm

    muy interesante

  2. Edgar - febrero 26th, 2008 at 12:25 am

    El interes es tan curioso de que no tuviera una niñes presumible cuanto de compositor es uno de lo mejores para mi

  3. Los Estudios de Debussy » Música de Pianos y Operas - diciembre 24th, 2008 at 1:26 am

    […] Études de Debussy reconocen esta tradición y aún, gentilmente, se auto burla del género. El nombre étude proviene […]


Deje un comentario