El piano

Según los investigadores en musicología, el piano es uno de los instrumentos musicales mas complejos y avanzados que existen a la vez que es uno de los que posee un mayor registro y amplitud sonora. Si prestamos la debida atención a las partituras para piano ofrecidas para el mencionado instrumento, las mismas ofrecen un amplio grado de dificultad comenzado desde lo elemental hasta las piezas propiamente de concierto.

El piano es un instrumento musical que se viene desarrollando en occidente desde hace ocho siglos aproximadamente y, al contrario de los que muchos piensan, es un instrumento que combina las cuerdas con la percusión pues sus cuerdas son percutidas por pequeños martillos de madera recubiertos de paño. El mecanismo del piano, es decir, la maquinaria que transfiere el movimiento de las teclas en una efectiva percusión del martillo sobre las cuerdas, es considerablemente complejo. Contiene miles de pequeñas piezas de madera, paños, resortes, ejes y bujes y su buen funcionamiento debe ser dejado en manos solamente de un experimentado técnico profesional de pianos. El arte de la ejecución pianística no se encuentra reservada solamente para personas especiales e iluminadas sino para todas aquellas que, como en cualquier otra disciplina de la vida, se comprometan a estudiar y a dedicar algún tiempo periódico a su estudio. Aprender a tocar el piano no es difícil pero requiere de una dosis de estudio constante como verdaderamente lo requiere cualquier otro tipo de estudios en el que deseemos destacarnos.

El piano consta de un gran número de cuerdas de acero estiradas sobre un marco realizado de fundición de hierro las cuales son afinadas por el afinador de pianos. Las cuerdas están de a pares o de a tripletes unidas a la tabla armónica mediante un puente tonal. El sonido se produce al golpear las cuerdas con un mecanismo de martillos y teclas. Los martillos se encuentran conectados a las teclas formando así el teclado. Al presionar cualquier tecla se activa el martillo, el cual golpea la tecla. El piano es el más común de entre todos los instrumentos musicales. También se distingue por cubrir un amplio rango de frecuencia que va desde 27.5 a 4.186 ciclos, o en otras palabras, desde el La0 hasta el Do8, lo cual abarca un rango de siete octavas. Convencionalmente, este instrumento consta de 88 teclas; hay una cuerda, un par de cuerdas o tres cuerdas para cada tecla, dependiendo de la zona del teclado. Además, hay tres cuerdas de acero planas, cada una afinada con el mismo timbre, para cada nota o tecla en las cinco octavas superiores, lo que sería aproximadamente desde el Do3 hasta el Do8. Para cada nota desde el Si1 hasta el Si2 hay dos cuerdas enrolladas. Y hay tan sólo una cuerda enrollada o bordona para el rango de frecuencia restante, que va desde el La0 hasta Fa1.



Las cuerdas que se encuentran por encima del Do3 son de alambre y lisas, mientras que las que se encuentran debajo de la misma están enrolladas con alambre con el fin de agregarles masa y reducir la rigidez. Reciben el nombre de bordonas o entorchadas. Los pianos pueden construirse en dos formas, a uno se lo llama vertical o spineta, y al otro piano de cola. Las cuerdas se encuentran en posición vertical en el vertical y horizontales en el de cola. El largo del teclado en un piano estándar (88 teclas) es de casi dos metros. El alto total de un piano vertical es de aproximadamente dos metros; la profundidad es de unos 60 centímetros; y la altura total puede variar, sin embargo, entre 1 metro y dos metros y medio. El ancho de un piano de cola es de aproximadamente 1 metro y medio; la altura es de 1 metro con la tapa cerrada; y la profundidad varía según el largo de la cola. La profundidad del piano de media cola es de unas 1,60 metros, y la del piano de concierto es de 2,70 metros.

Continuación>> El mecanismo del piano
¿Cómo comprar un piano usado?

Entradas recientes
de nuestro Blog: