La obra de Giacomo Puccini

Giacomo Puccini nació en Lucca (Italia), miembro de una gran familia de músicos desde el siglo XVIII. Su primer trabajo a la edad de 14 años, fue como organista de dos iglesias de Lucca; pero rápidamente llegó a interesarse más en la ópera (especialmente en las de Verdi) que en la música de iglesia. Estudió en el conservatorio de música de Milán (1880-83), y allí entró en contacto con un grupo de artistas milaneses, llamado Scapigliati, el cual vivía un estilo de vida bohemio. Este grupo incluía al gran libretista Arrigo Boito (un compositor cuya ópera Mefistófeles es aún hoy muy popular).

Puccini escribió su primer ópera, Le villi (willi era un vampiro legendario, como las brujas en el Este Europeo), una “leyenda dramática”, en 1884. Fue un éxito rotundo, y se interpretó en la casa de ópera La Scala en Milán al año siguiente. Su segunda ópera, Edgar, un “drama lírico” (1889), fue un fracaso; la tercera, Manon Lescaut (1893), cuya historia Massenet fue puesta en escena con aclamaciones internacionales en 1884, fue razonablemente bien recibida y lo estableció a él en un puesto bastante importante dentro del escenario de la ópera internacional. El trabajo comenzó en Amiens (Francia), se movió a Le Havre y terminó en el Desierto de Luisiana.
 

 

La Bohème (1896) fue al principio menos exitosa que Manon Lescaut, tal vez porque el tema que trataba era demasiado realista y un tanto sentimental, y fue así comparada desfavorablemente por los críticos (ver más abajo) con el carácter trágico-romántico de Manón. Sin embargo, llegó a ser reconocida como la obra maestra de la historia. Luego de producir Tosca (1900) y Madama Butterfly (1904) con enormes aclamaciones, Puccini estuvo envuelto en una crisis doméstica y en un escandaloso caso judicial en 1909. La celosa esposa de Giácomo lo acusó de tener una aventura íntima con la joven sirvienta de la casa, Doria, quien se suicidó en 1909. De la evidencia de la autopsia, Doria y Puccini fueron exonerados, pero la experiencia tuvo un fuerte impacto en el sensible compositor.
 


Operas de Puccini

En 1907, compuso "La chica del dorado oeste", una clase de ópera muy diferente, puesta en escena en California durante la fugaz era dorada. Fue exitosamente premiada en The New York Metropolitan Opera en 1910. Luego de esto, Puccini comenzó a ser criticado por una nueva generación de compositores italianos por su “mentalidad burguesa, falta de ideales y puro comercialismo”, cargos que continúan en algunos lugares hasta hoy. Es la época de Il Tabarro, La Rondine y Gianni Schicchi. Joseph Kerman, por ejemplo, en su libro Opera as Drama (1959, habla de Tosca como “ese andrajoso y pequeño cuento de miedo”). Su ópera final, la espléndida, exótica, el cuento de hadas Turandot (con su célebre aria Nessun Dorma), no pudo ser terminada debido al fallecimiento del autor en el año 1924, pero se completó y premió en 1926, y permanece como uno de sus más admirados trabajos. Las estructuras de los trabajos de Giácomo son también notables. Mientras que hasta cierto punto es posible dividir sus óperas en arias o números (como las de Verdi), sus partituras generalmente presentan un fuerte sentido de flujo continuo y conectividad, tal vez e otro signo de la influencia de Wagner. Así como éste, nuestro autor usó leitmotifs para connotar estilos (o combinaciones de estilos). Esto aparece en Tosca, donde tres acordes que señalan el comienzo de la ópera son usados a lo largo de la misma para anunciar a Scarpia.
 

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.
Música rock y pop: Noticias diarias.
Música de los 80: Para recordar.
Música latina: Cantantes y canciones.
Música en Español: Nuestro idioma.
Letras de canciones: Seleccionadas.