Pietro Mascagni

Si bien es considerado (por simples aficionados) como el compositor de un solo trabajo, Pietro Mascagni escribió otras óperas de interés y calidad. Aparte de Cavallería Rusticana, el simpático cómico L’amico Fritz, Iris, e Il Piccolo Marat poseen una gran variedad de estilos y una atmósfera agradable. Sin embargo, la primer ópera de Pietro fue tan exitosa que ningún otro de sus esfuerzos posteriores pudieron igualar el triunfo inicial. Su apego al régimen fascista de Mussolini lo convirtió en un fiel servidor durante 1920 y 1930; pero al final, este mismo apego lo desacreditó y lo llevó a la pobreza.

A pesar de que sus padres habían deseado que su hijo estudiase la carrera de derecho, Mascagni recibió algo de entrenamiento musical privado. Sin embargo, cuando comenzó a estudiar con el director del recientemente formado Instituto musicale Livornese, su padre le prohibió los estudios musicales, hasta que un tío suyo intercedió para ofrecerle al joven Pietro un hogar y medios para financiar su entrenamiento.

 

Cuando Mascagni llegó al Conservatorio de Milán, permaneció allí nada más que dos años antes de embarcarse en una inestable carrera como miembro de una orquesta y ocasionalmente director de operetas. Al casarse con Lina Carbognani en 1889, tomó un puesto en Puglia como instructor musical.

Para una competencia precedida por la editorial musical Sonzogno, Mascagni presentó su tercer ópera, Caballería Rusticana, en Febrero de 1890. Al año siguiente, Pietro disfrutó de un logro mucho más sumiso junto a L’Amico Fritz. Silvano lo llevó nuevamente a una presentación en Verismo en el año 1895, sin embargo, su recepción fue menos positiva que su antigua ópera Iris, un éxito substancial de 1899 con un tema oriental muy potente.


Desafortunadamente, el compositor empleaba recurrentemente como tema de sus óperas la desolación que sentía a causa de la muerte de su madre cuando él sólo tenía 10 años. En 1903 comenzó una relación ilícita con Anna Lolli que duró hasta el día de su muerte en 1945.

Mascagni continuó componiendo durante el nuevo siglo, compuso Isabeau en 1911, Parisina en 1913, Lodoletta en 1917 e Il Piccolo Marat en 1921. Al igual que en Nerone (1935), continuamente Mascagni exploraba los límites de las posibilidades vocales a través de complejas tesituras. Apareció ocasionalmente como director, más positivamente en Italia que en su gira por América en 1902-03.

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.