La vida de María Callas

Maria Callas nació en el año 1923 en Nueva York. Hija de padres griegos, su madre era Cecilia Sofia Anna Maria Kalogeropoulos. Callas hizo su verdadero debut con la ópera Tosca, en el Opera de Atenas el 4 de Julio de 1941, y luego continuó con Santuzza y Leonora durante los siguientes tres años. En 1945 Callas regresó a Nueva York donde fue oída por Zenatello, quien la contrató para la obra La Gioconda en la Arena de Verona. Su exitosa presentación, gracias a su tutor, Serafín fue el comienzo de su verdadera carrera, y rápidamente fue demandada en teatros italianos para grandes representaciones, tales como Aida, Turandot, Isolde, Kundry y Brunnhilde. Demostró su versatilidad en 1949, en Venecia, cuando sólo tres días antes de personificar a Brunnhilde de Die Walkure, Callas interpretó a Elvira de Il puritani en reemplazo de una colega que se encontraba enferma.

Gradualmente, bajo la instrucción de Serafín, se concentró principalmente en óperas de estilo italiano y algunas pocas francesas. Su repertorio incluía los papeles de Violetta, Gilda, Lucía, Rosina, Amina, Norma, Nabucco, Il trovatore, Don Carlos, Un ballo in maschera, I vespri sciliani y los memorables resurgimientos de Orfeo ed Euridice de Haydn, Alcese e Iphigenie en Tauride de Gluck, Medee de Cherubini, La vestale, Armida e Il turco in Italia de Rossini, Anna Bolena y Poliuto de Donizetti e Il pirata de Bellini.

 

Sus mayores triunfos fueron Norma, Medee, Anna Bolena, Lucia di Lammermoor, La Traviata y Tosca. Muchos de estos papeles los repitió en las mayores casas de ópera de todo el mundo, donde su éxito alcanzó un nivel que recordaba los días de Caruso y Chaplin. Su debut en La Scala fue en el año 1950 bajo el papel de Aida; en sus primeras apariciones en Londres (1952), Chicago (1954) y Nueva York (1956) interpretó a Norma.

Maria, finalmente hizo su debut en el Metropolitan Opera el 28 de Octubre de 1953 como Norma, de Bellini. Desafortunadamente para Maria, la revista Magazine le había hecho una entrevista a su madre, la mujer culpó a María por haberla despojado de la niñez de su hija. La última vez que María vio a su madre fue en México en el año 1950 y le juró que no volvería a verla ni a hablar con ella de nuevo (promesa que cumplió hasta el día de su muerte). El artículo de Time proyectaba a María como una hija desagradecida y el público de Nueva York reaccionó fríamente cuando llegó el día de su debut en la ciudad. De hecho, la legendaria soprano, Zinka Milanov recibió mayores aplausos, cuando se sentó que María al hacer su entrada. Sin embargo, hacia el final del último acto, el público, conmovido, renunció a su oposición y María recibió 16 llamados, luego de haberse bajado el telón.
 


Otra de las veces en las que Maria apareció en los titulares fue cuando fue llamada para cantar en una interpretación de gala de la ópera Norma, en el Opera House de Roma, el 2 de Enero de 1958. A dicha presentación acudiría, además, el presidente de Italia, Giovanni Gronchi y su esposa. Desafortunadamente, habían visto a Maria bebiendo champagne y habiéndose quedado hasta muy tarde en un club nocturno, muy de moda en Italia durante Año Nuevo. Contra la orden de sus doctores, María subió a escena pero su voz se encontraba en un pésimo estado. Al final del primer acto, la mitad de la audiencia la abucheaba mientras que la otra mitad se encontraba sentada en un silencio shokeante. Maria escapó por una salida trasera, y un anunciante tuvo que comunicar que la presentación simplemente no podía continuar.

El 3 de Septiembre de 1959, Maria anunció que se separaría de su prometido. Ella había comenzado una relación amorosa con Aristóteles Onassis. Se esperaba que la pareja se casase, pero finalmente, el 2 de Octubre de 1968 Aristóteles contrajo matrimonio con Jackie Kennedy, viuda de John F. Kennedy. La muerte de éste el 15 de Marzo de 1975, se considera uno de los factores fundamentales tras el fallecimiento de Maria Callas.

Maria Callas

Su estado de excitación frente a este hecho despertó aún más su fuerza dramática. Había autoridad en todo lo que hacía, y en cada frase que pronunciaba. Su voz era un instrumento impresionante con su penetrante e individual cualidad. Durante los ’60, se fue retirando gradualmente del escenario de la ópera e hizo su presentación final con el papel de Tosca en el Covent Garden en 1965.

Entre 1971 y 1972 Maria Callas dictó una serie de extensas clases maestras, principalmente en Nueva York y en 1973 y 1974 resurgió para hacer una gira de conciertos, junto a su antiguo colega, Giuseppe di Stefano.

Maria Callas falleció en el año 1977, a los 53 años de edad, en la capital de Francia, París. Ella nos dejó extraordinarias grabaciones de sus recitales y óperas completas que permanecen como testimonio de su genialidad artística. Según sus admiradores sus presentaciones aún siguen vivas.

Algunas de sus versiones de arias selectas de Maria Callas se pueden ver aquí.

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.