Libreto de la ópera Lucrezia Borgia de Gaetano Donizetti

La escena se establece en Venecia, donde Lucrezia Borgia, esposa del duque de Ferraro, llega en secreto para visitar a su hijo, Gennaro, el resultado de un amor pasajero, cuya existencia no se conoce por ninguno de sus amigos. Gennaro fue criado por un pescador, pero al entrar en el ejército creció rápidamente, debido a su conducta valiente en el campo de batalla, y se hizo amigo de los jóvenes señores nobles de Venecia, cuando Lucrecia lo conoce, teniendo cuidado de mantener su verdadera identidad y su relación hacia él. El joven se siente complacido y halagado por los placeres adaptados en su sociedad por la hermosa extraña, pero cuando mas tarde, sus amigos, sin que ella este de acuerdo, le informan que ella es la hija del odiado y autocrático de la familia de Borgia.

Se pone tan furioso por este descubrimiento, que saca su nombre y armas de los portones del palacio, y luego es arrestado por el duque de Ferraro, que lo condena a muerte. Estando celoso por la decisión de su esposa sobre el joven, la manda para que le ofrezca un trago envenenado al prisionero, y a pesar de los escritos apasionados de Lucrecia hacia él pidiéndole disculpas, el marido, enfurecido, se niega a escucharla, sabiendo bien que ella nunca mostró interés en el destino de ninguno de los otros condenados, y gracias a esto tiene una prueba de que el joven es su amado.

 

La madre, distraída, le ofrece a su hijo la copa envenenada, pero el duque se la saca inmediatamente, y hace que siga a la victima hasta la puerta, garantizándole la oportunidad de darle un antídoto, que ella siempre llevaba consigo, y por lo tanto, salva la vida de Gennaro, quien le dice que abandone la ciudad de una vez. Después de que el vino fue entregado, ella descubre, a su horror, que Gennaro, quien ella pensaba que estaba seguro fuera de la ciudad, esta entre los invitados, y también tomo del trago mortal. Después de escuchar su pedido a los asistentes de mostrar los ataúdes preparados para los 5 invitados envenenados, ella pide que le muestren el sexto, pero, llena de dolor, Lucrecia le ofrece rápidamente el antídoto, haciendo que lo ingiera al instante, ya que un minuto de retraso puede resultar peligroso.

Gennaro, sin embargo, se niega a ser salvado, mientras que sus amigos mueren. Luego, Lucrecia, en distracción total, le revela su verdadera relación a él, y lo motiva a vivir por esa causa, pero Gennaro la empuja, diciendo que preferiría morir antes que ella sea madre, y se cae a sus pies. Lucrezia, con un grito de desesperación absoluta y remordimiento, lo toma entre sus brazos, y como su amado hijo da su último respiro, ella, superada por la emoción y por su miseria, queda al lado de él, mientras que el Duque de Ferraro entra para celebrar su esperada victoria, ella le revela su secreto y se va.

Otras óperas de Donizetti:
Lucrezia Borgia
La favorita
Don Pasquale
El elixir del amor
Lucía de Lammermoor
Anna Bolena
Fille du regiment

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.