Libreto de la ópera Lodoletta de Mascagni

ACTO I:
Lodoletta es una joven huérfana que vive en un pequeño pueblo holandés, y que ha sido educada por el viejo Antonio. Él la encontró siendo un infante en una canasta de flores sobre la orilla del lago. Cuando la joven cumplió los 16 años, estaba deseosa de tener un par de zapatos rojos de madera, pero Antonio no podía permitirse comprárselos debido a su precaria situación económica. Flammen, un pintor parisino, le ofrece al viejo una pieza de oro por una Madonna que posee. Antonio acepta el trueque y con ese dinero compra a Lodoletta los zapatos que ella tanto quería. Poco tiempo después el viejo hombre fallece al caérsele encima un árbol. Lodoletta queda sola en el mundo. Flammen, quien se ha encariñado profundamente con Lodoletta, la persuade de ser su modelo. Esto hace que los pueblerinos comiencen a urdir sospechas acerca de la joven. Ella le ruega a Flammen que la deje ir. Él regresa a París, sólo para descubrir que la ausencia de Lodoletta le hace enamorarse más de ella. El pintor regresa al pueblo y se entera de que Lodoletta ha desaparecido. Sus esfuerzos por encontrarla resultan vanos. En año nuevo, sus amigos viajan hasta el pueblo para celebrar con él, y hacerle olvidar su amorío.

 

ACTO II
Transcurre en otro lugar de la misma fortaleza. Se caracteriza por poner de manifiesto, principalmente, la locura de Elvira. Pero además se encuentra el famoso dueto marcial, “Suoni la tromba (Suene la trompeta)”, en el cual Sir George y Sir Richard anuncian su preparación para encontrarse con Arthur en batalla y procuran vengar la deshonra de Elvira.

ACTO III
Se lleva a cabo en una arboleda cercana a la fortaleza. Arthur, si bien sabe de su persecución, regresa en búsqueda de Elvira. Su alegría al verlo nuevamente, disipa temporalmente las nubes de su cabeza, pero las evidencias de su perturbado estado mental alarman a su amado. Él oye que sus persecutores se aproximan, y está absolutamente seguro de que si lo capturan su destino será la muerte, pero a pesar de ello no abandona a Elvira. Arthur es detenido y está por ser ejecutado cuando un mensajero llega con noticias de la derrota de los Stuarts y perdón para todos los prisioneros, por lo cual se le concede a Talbot su liberación. El repentino shock de alegría restaura la razón de Elvira y los amantes reencuentran.

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.