Resumen del libreto de la ópera Falstaff de Giuseppe Verdi

Acto I
Sir. John Falstaff, el corpulento granuja de Windsor, se sienta en el Garter Inn con sus “compañeros malos” Bardolfo y Pistola. Cuando el Dr. Caius entra a acusar a los tres de haberle robado, Falstaff desmiente los cargos con fingida solemnidad. Luego reprende a sus amigos por el hecho de ser incapaces de pagar la cuenta. Buscando mejorar su fortuna, Falstaff planea cortejar a dos matronas ricachonas, Alice Ford y Meg Page. Para conseguirlo les manda cartas de amor a ambas, pero sus secuaces deciden éticamente prohibirle el envío de las cartas.

Falstaff se las da entonces a un paje y sermonea a sus compinches sobre el honor, mientras los lleva hacia la posada. En el jardín, Alicia y su hija, Nannetta, hablan con Meg y Dame Quickly, pronto descubren que Falstaff les ha enviado cartas idénticas. Indignadas, resuelven castigarlo; luego se retiran mientras llega Ford junto a Caius, Fenton, Bardolfo y Pistola, todos advirtiéndole sobre las intenciones de Falstaff. Brevemente, en la soledad, Nannetta y Fenton se besan hasta que regresa su madre, tramando enviar a Quickly en búsqueda de Falstaff para arreglar un encuentro con Alice. Luego Nannetta y Fenton son interrumpidos nuevamente por Ford, quien también planea visitar a Falstaff. En cuanto reaparece la mujer, todos se comprometen a bajarle los humos a Falstaff.

 

Acto 2
En la posada, Falstaff acepta la fingida penitencia de Bardolfo y Pistola por haberse amotinado. Pronto llega Quickly para anunciarle al caballero (Falstaff) que tanto Alice como Meg correspondieron con su carta. Luego de arreglar un encuentro con Alice, Falstaff recompensa a Quickly con una miseria y luego, solo, se alaba a sí mismo. El siguiente en visitarlo es Ford, disfrazado de “Master Brook” y pretendiendo una pasión no correspondida por Alice. Empeñado en acabar con la virtud de la mujer, Falstaff hace presunción de que él ya ha planeado una cita con ella. Ford, incapaz de creer lo que acababa de oír, jura vengar su honor. Recobrando su compostura cuando Falstaff regresa, se marchan ambos tomados del brazo.

En la casa de Ford, Quickly le cuenta a Alice y Meg sobre su encuentro con el caballero en la posada. Nannetta comparte la alegría del momento pues su padre le ha prometido su mano a Caius. Las mujeres la tranquilizan antes de desaparecer de escena, a excepción de Alice, quien se encuentra sentada rasgando un laúd mientras llega su gordo pretendiente. Recordando sus días de juventud como paje esbelto, es interrumpido cuando Quickly anuncia la llegada inminente de Meg. Falstaff salta detrás de un biombo, y Meg corre a anunciar que Ford está en camino y se encuentra sumamente furioso. Quickly confirma lo anunciado, y mientras Ford y sus hombres registran la casa, Falstaff se refugia entre la ropa de un canasto de lavandería. Escondidos detrás de un biombo, Nannetta y Fenton llaman la atención con el sonido de sus besos. Mientras Meg y Quickly silencian el llanto de Falstaff, Ford se acerca sigilosamente hacia el biombo, golpea y hace una breve pausa para reprender a los amantes mientras continúa la búsqueda en las escaleras. Alice ordena a los sirvientes que lleven el cesto de la ropa hacia el Thames y que luego llevasen a su marido a la ventana para que éste viera cómo Falstaff caía al turbio río.


Acto III
Al atardecer fuera de la posada, Falstaff lamenta sus desaventuras mientras bebe una jarra de vino caliente. Sus reflexiones son interrumpidas por Quickly, quien insiste que Alice aún lo ama y lleva como prueba una nota que indica una cita a la media noche en el Windsor Park. Alic, Ford, Meg, Caius y Fenton observan disimuladamente cómo Falstaff entra a la posada con Quickly, quien le cuenta el sangriento cuento del fantasma del Negro cazador de hombres, visto con frecuencia en Windsor Park a la medianoche. Alice y los otros llevan a cabo la historia, conspirando juntos para asustar a Falstaff disfrazándose de espíritus de madera.

Otras óperas de Verdi:
Nabucco
Il trovatore
Aida
Ernani
Un ballo in maschera
Luisa Miller
Otello
Falstaff
La forza del destino
Rigoletto
La Traviata
Don Carlos

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.
Todo ópera: Nueva sección lírica.