Sinopsis de Don Carlos de Giuseppe Verdi
Introducción

Localizada en España durante el año 1559. Se ha declarado la paz entre Francia y España, luego de haber sido declarado el matrimonio de Don Carlos, heredero del trono español, con Elizabeth de Valois, hija de Henri II de Francia. Ellos se conocieron y se enamoraron, pero el padre de Carlos, el Rey Philip XI, que había enviudado recientemente, decide casarse él mismo con Elizabeth. Con el fin de lograr la paz la joven accede ante tal petición.

Acto I, escena I
En el monasterio de St. Just, donde el abuelo de Don Carlos, Charles V de España, yace enterrado, Carlos canta su amor por Elizabeth. Su querido amigo Rodrigo, el Marques de Posa, llega y lo apura a unírsele en la lucha de su querido Flanders, un país oprimido por la milicia española. Cuando el Rey y la Reina pasan por allí, Carlos debe ser contenido por Rodrigo. Ambos cantan por su mutua amistad.

Acto I, escena II
Las mujeres de la corte ingresan al jardín del monasterio, mientras aguardan la llegada de la Reina. Thibault llega con la Princesa Eboli, quien sugiere que canten para pasar el tiempo. Cuando la Reina llega, las mujeres salen. Rodrigo le entrega secretamente una carta a la Reina, de parte de Carlos, en la cual este le pide que se encuentren. Elizabeth se las ingenia para quedare un momento a solas, y Carlos le declara su amor, mientras ella canta su deber a Dios y a su país. El Rey Philip cuenta a Rodrigo sus sospechas acerca de su hijo y Elizabeth, y le ordena vigilarlos.

 

Acto II, escena I
Habiendo recibido una nota anónima en la cual se le solicita un encuentro, y asumiendo que es de Elizabeth, Carlos queda impactado al encontrarse con Eboli (quien está enamorada secretamente de Carlos). Al darse cuenta de que Carlos ama a la Reina y no a ella, como hubiese esperado, Eboli lo amenaza con revelarle todo a Philip. Rodrigo llega y, temiendo las consecuencias, persuade a Carlos de que le deje guardar cualquier papel incriminador. Carlos accede con desconfianza, y una vez más cantan por su amistad.

Acto II, escena II
La coronación de Philip queda marcada por un auto da fe, una matanza ceremonial de herejes. El pueblo se regocija ante el poder y la fuerza de la Iglesia Católica española, mientras los herejes flamencos mueren en la hoguera. La ceremonia es interrumpida por la repentina llegada de Don Carlos con una delegación de los Flanders. Philip se rehúsa a detener la matanza. Carlos desenvaina su espada, y sólo Rodrigo es capaz de desarmarlo. La ceremonia continúa, los herejes son asesinados y Carlos es retirado descortésmente del lugar.
 

Acto III, escena I
En su alcoba, el solitario Rey lamenta su desamorado matrimonio. El Gran Inquisidor le recuerda su deber con la iglesia; Carlos debe ser ejecutado y Rodrigo entregado a la Inquisición como un hereje. Elizabeth entra, angustiada, pues no puede encontrar su alhajero. Philip lo toma de su escritorio y lo abre, la Reina se consterna al encontrar una fotografía de Don Carlos. Ellos discuten, el Rey acusándola de adulterio, y ella negándolo. Eboli y Rodrigo son convocados. Eboli confiesa que fue ella quien colocó la fotografía, y ruega ser perdonada. Sin embargo, cuando Elizabeth descubre que Eboli es la concubina de su esposo, se horroriza, y sentencia a Eboli al exilio o al convento.

Acto III, escena II
Carlos, en prisión, es visitado por su amigo Rodrigo, cuyos días también están contados, desde que los papeles que le guardaba a Carlos han sido usados como evidencia de su propia herejía. Mientras le entrega a Carlos las llaves de la prisión, se escucha un disparo. Rodrigo cae fatalmente herido, mientras le comunica a Carlos que Elizabeth lo espera al día siguiente en el Convento de St. Just. Muriendo, suplica a Carlos que salve Flanders. Una muchedumbre invade la prisión para liberar a Carlos. El Gran Inquisidor aterroriza al pueblo bajo sumisión.

Acto IV
Carlos y Elizabeth se encuentran en su última despedida, Carlos se compromete con la causa de Flanders como tributo a su amigo. El Rey y el Gran Inquisidor llegan para arrestar a Carlos. En la riña que se desata, el fantasma de Charles V lleva a Carlos bajo la seguridad de su tumba.

Otras óperas de Verdi:
Nabucco
Il trovatore
Aida
Ernani
Un ballo in maschera
Luisa Miller
Otello
Falstaff
La forza del destino
Rigoletto
La Traviata
Don Carlos

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.