Vida y obra de Georges Bizet

Bizet nació en Inglaterra. Su nombre completo es Alexandre César Léopold Bizet, pero fue bautizado como Georges Bizet, y fue con éste nombre con el que se lo conoció durante toda su vida. Un niño prodigio, ingresó al prestigioso Conservatorio de Música de París quince días antes de cumplir los diez años.

Allí, comenzó a madurar su talento compuso obras tales como la ópera Don Procopio. A pesar de una estadía en Roma, Bizet vivió durante toda su vida en París.

Luego de su estadía en Roma, regresó a París donde se dedicó a la composición. Al llegar allí se enteró de que su madre había fallecido. En 1863 compuso la ópera Les pêcheurs de perles para el teatro Lyrique. Durante este período Georges también escribió la ópera La jolie fille de Perth, la bien conocida L’arlésienne (escrita incidentalmente como música para un juego de niños), y la pieza para piano Jeux d’enfants (Juegos de niños). Asimismo, compuso la ópera romántica Djamileh, la cual es a menudo, vista como la precursora de Carmen. Su primer sinfonía, la Sinfonía en Do mayor, fue escrita en el Conservatorio de París cuando tenía tan sólo diecisiete años, evidentemente como una tarea estudiantil. Pareciera que Bizet se había olvidado completamente de esta creación y no fue encontrara sino hasta 1935, en los polvorientos archivos de la biblioteca del conservatorio.

 

La obra más conocida de Bizet es Carmen (1875), seguida de Djamileh, la cual está basada en una novela del año 1846 que lleva el mismo nombre y cuyo autor es Prosper Mérimée. Influenciado por Giuseppe Verdi, compuso el papel de Carmen para una cantante cuyo registro fuese mezzo soprano. Al no obtener un éxito inmediato, Bizet se sintió terriblemente desanimado al percibir el fracaso de su ópera, pero fue elogiada por otros grandes artistas como Saint-Saëns, Tchaikovsky y Debussy, quienes reconocieron su grandeza. Sus visiones eran proféticas, por lo que el público eventualmente hizo de Carmen uno de los trabajos más populares en la historia de la ópera.

La música de Bizet ha sido utilizada en el siglo XX como la base para muchos importantes ballets. La era Soviética “Carmen Suite” (1967) dio a la fogosa bailarina del Bolshoi, Maya Plisetskaya uno de sus mejores roles; la coreografía fue creada por Alberto Alonso y la música tomada de la ópera Carmen fue arreglada y modificada por el esposo de Plisetskaya, el compositor Rodino Schedrin.


En el oeste, “l’Arlesienne” de Roland Petit es bien considerada, y la “Sinfonía en Do” de George Balanchine es considerada universalmente como una de los grandes ballets del siglo XX. Fue presentada por primera vez como “Le Palais de Cristal” por el Paris Opera Ballet en el año 1947, cuando Balanchine era allí un coreógrafo invitado; bajo el nombre de “Sinfonía en Do” concluyó el primer programa de Balanchine al año siguiente, presentado en el nuevo Ballet de la Ciudad de Nueva York y ha formado parte del repertorio desde entonces. Si bien es mejor conocido como compositor, Bizet era también un pianista extraordinariamente fino, cuyas interpretaciones fueron elogiadas por Franz Liszt en persona. Luego de que Bizet leyera impecablemente a primera vista una complicada partitura, Liszt dijo que consideraba a Bizet como uno de los tres pianistas más finos de toda Europa.

Georges sufrió durante casi toda su vida de angina, una dolorosa inflamación de las amígdalas que no le permitieron disfrutar del sensacional éxito de Carmen. Justo unos meses luego del debut de dicha ópera, falleció en su sexto aniversario de bodas a la temprana edad de 37 años. La causa oficial de su muerte es clasificada como un fallo en el corazón debido a un reumatismo articular agudo. Fue enterrado en el cementerio Père Lachaise, en París.

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.