Biografía de Luciano Berio

Luciano Berio fue un compositor italiano nacido el 24 de octubre de 1925 y fallecido el 27 de mayo de 2003. Es conocido por su trabajo experimental y por sus óperas, particularmente en su composición orquestal, sinfonías y también por ser pionero en la música electrónica. Nació en Oneglia. Tanto su padre como su abuelo eran organistas y fueron ellos quienes le enseñaron la técnica del piano. Durante la Segunda Guerra Mundial fue reclutado por el ejército, pero en su primer día se lesionó la mano mientras aprendía como funciona un revólver. Pasó unos meses en el hospital militar, antes de que volara para combatir en los grupos anti Nazis. Luego de la guerra, estudió en el Conservatorio de Milán con Giulio Cesare Paribeni y Giorgio Ghedini. Debido a su accidente con el revólver no pudo continuar estudiando piano, en lugar de ello se dedicó a la composición. En 1947 se realizó la primer presentación pública de uno de sus trabajos, una suite para piano. En 1951, viajó a Estados Unidos para estudiar con Luigi Dallapiccola.

Durante el verano de ese mismo año acudió a cursos escolares en Darmstadt, donde conoció a Pierre Boulez, Karkheinz Stockhausen, György Ligeti y Mauricio Kagel. Con el tiempo se interesó en la música electrónica y en 1955, fundó junto a Bruno Maderna el "Studio di Fonologia", un estudio de música electrónica en Milán. Invitó a un gran número de importantes compositores a que trabajasen allí, entre ellos Henri Pousseur y John Cage. Además, produjo una publicación de música electrónica, "Incontri Musicali".

 

En 1960 Berio regresó a Tanglewood, esta vez como Compositor Residente y en 1962 Darius Milhaud le otorgó un puesto de profesor en el Mills College en Oakland, California. Ya hacia 1965 comenzó a enseñar en la Escuela Juilliard y allí fundó el Conjunto Juilliard, un grupo dedicado a realizar presentaciones de música contemporánea. También en ese mismo año, se casó por segunda vez (pero nuevamente se divorció en 1971). Entre sus más reconocidos estudiantes se encuentra Louis Andriessen.

Durante los años siguientes Luciano compuso arduamente y de igual forma se construyó una firme reputación, ganando el Premio Italiano en 1966 por su obra Laborintus II. Su reputación fue consolidada cuando premiaron en 1968 a su Sinfonía. Tres años después regresó a Italia. De 1974 a 1980 trabajó como director de la división electroacústica de IRCAM, ubicada en París, y en 1977 se casó por tercera vez. En 1987 abrió el Templo Reale en Florencia, un centro similar al IRCAM. Luciano Berio falleció en un hospital de Roma en el 2003.


Sus composiciones electrónicas datan, en su mayoría, de su época en el Studio di Fonologia. Uno de los trabajos más influyentes que produjo allí es Thema (Omaggio a Joyce) en 1958, basado en la lectura Cathy Berberian del Ulises de James Joyce. Para hacer uno de sus trabajos posteriores, Visage en 1961, modificó una grabación de la voz de Cathy Berberian, esta misma composición lo muestra como el creador de un lenguaje emocional careciente de palabras.

En 1968 completó “O King” un trabajo del cual hizo dos versiones: una para voz, flauta, clarinete, violín, chelo y piano; y otra para ocho voces y orquesta. Compuso esta pieza en memoria de Martín Luther King, quien fue asesinado poco tiempo antes de esta composición.  La versión orquestal de O King fue integrada a la Sinfonía (1968-69) para orquesta y ocho voces amplificadas. Las voces no son empleadas del modo clásico; estas voces no cantan sino que hablan, susurran y gritan palabras de Claude Lévi-Strauss (de cuyo "Le cru et le cuit" proviene la mayor parte del texto), Samuel Beckett e indicaciones de las partituras de Gustav Mahler y otros escritos.

Luciano Berio



El tercer movimiento de la pieza es particularmente famoso. En él, el autor toma el segundo movimiento de la segunda sinfonía de Mahler, lo corta en pequeñas partes y hace que la orquesta las interprete todas mezcladas. Mientras que las voces recitan textos de varias fuentes, y la orquesta toca fragmentos de "La mer" de Claude Debussy, "La valse" de Marurice Ravel y varias citas de Arnold Schoenberg, Anton Weber y otros, creando un denso collage, que adquiere en ocasiones un efecto humorístico; cuando uno de los recitadores dice “Tengo un regalo para ti”, la orquesta sigue inmediatamente con un fragmento de Don (la palabra francesa para “regalo”), el primer movimiento de "Pli selon pli" de Pierre Boulez.

Menú de navegación:
Home Piano Mundo: Nuestra home.