La orquesta sinfónica

Una orquesta es un conjunto musical, usualmente bastante grande y que cuenta con instrumentos de cuerdas, de metal, con secciones instrumentos de vientos de madera y posiblemente con una sección de percusión. El término orquesta deriva del nombre de una zona frente al escenario de la antigua Grecia reservado para el coro. La orquesta creció por adición entre los siglos XVIII y XIX, pero durante el siglo XX no cambió demasiado su composición.

Una orquesta completa, aproximadamente con cien músicos, puede ser llamada en muchos casos “orquesta sinfónica” u “orquesta filarmónica”; estos prefijos no necesariamente indican una diferencia estricta ni en la constitución instrumental ni en el rol de la orquesta, pero pueden ser útiles para distinguir diferentes conjuntos establecidos en una misma ciudad, como por ejemplo, la Orquesta Sinfónica y la Orquesta Filarmónica de Londres.

Una orquesta sinfónica tiene generalmente más de ochenta músicos en su lista, sólo en algunos casos llega a tener más de cien, pero el actual número de músicos empleados en una interpretación particular puede variar según la obra que va a ser tocada, y el tamaño del lugar en donde ocurrirá la presentación. Una orquesta de cámara puede constar como mucho de cincuenta miembros; algunas son mucho más pequeñas que eso.

La orquesta sinfónica típica consta de cuatro grupos proporcionales de instrumentos musicales similares, por lo general aparecen en las partituras en el siguiente orden (con sus respectivas proporciones indicadas):

Vientos de madera: 1 flautín, 2 flautas, 2 oboes, corno inglés, 2 clarinetes, 1 clarinete bajo, 2 fagots y 2 contra fagot.
Instrumentos de metal: de 2 a 6 cuernos, de 2 a 5 trompetas, de 2 a 3 trombones tenores, de 1 a 2 trombones bajos y 1 tuba.
Percusión: timbales, redoblante, bombo, platillos, xilofón, triángulo, piano, celesta, etc.
Cuerdas: arpa, de 16 a 30 violines o más, de 8 a 12 violas o más, de 8 a 12 chelos o más y de 5 a 8 contrabajos o más.
Ocasionalmente, aparecen instrumentos tradicionales del grupo de los vientos, tales como el saxofón y el eufonio.

disposicion de una orquesta sinfonica


Algunos de estos instrumentos son considerados el “corazón” de la orquesta, y sólo en raras composiciones orquestales no son requeridos. Otros instrumentos enumerados son considerados instrumentos “auxiliares” y son requeridos con menor frecuencia, pero aún se los llama “estándares”. Hacia finales del siglo XIX los trabajos sinfónicos requerían de todos los instrumentos auxiliares, al igual que de un gran número de cuerdas, usualmente incluyen la frase “para gran orquesta” en sus títulos completos.

Menú de navegación:
Noticias de música: Actualización diaria.

Entradas recientes
de nuestro Blog: