La guitarra flamenca

Una guitarra flamenca es un tipo de guitarra, construida con el propósito de interpretar música flamenco. La tradicional guitarra flamenca es hecha de madera de ciprés español y de pícea, y es mucho más liviana y un poco más pequeña que la guitarra clásica, lo cual le otorga un sonido mucho más brillante.

Esta guitarra, en contraste con la clásica, esta equipada además con una barrera  o placa, llamada golpeador. Este es hecho de plástico transparente, similar a un púas para punteos, y protege el cuerpo del instrumento de los golpes rítmicos. Originalmente, a las guitarras flamencas se les incorporaban unas clavijas de madera, para afinar el instrumento, muy similares a las del violín. Algunos guitarristas aún prefieren dichas clavijas a las clásicas ruedas dentadas.

La acción o la altura de las cuerdas sobre el diapasón es generalmente inferior a la de las guitarras clásicas. En resumen, las guitarras flamencas son más idóneas para la música flamenco que las guitarras clásicas, sin embargo, algunos instrumentos modernas (como por ejemplo la flamenca negra) utilizan materiales similares para las clásicas de última generación.

El flamenco es uno de los grandes géneros musicales europeos no académicos. Más que un simple tipo de música popular, el flamenco encierra una compleja tradición cultural y musical. Aunque considerado parte de la cultura española en general, el flamenco se origina, en realidad, en una única zona determinada, Andalucía. Sin embargo, otras áreas, principalmente Extremadura y Murcia, han contribuido al desarrollo de varias formas musicales del flamenco, y un gran número de destacados artistas flamenco han nacido en otros territorios de dicho estado.

Hay muchas cuestiones restantes sobre las raíces del flamenco, pero generalmente se reconoce que el flamenco perdió la interacción única de las nativas culturas andaluzas, islámicas, sefardíes y gitanas que existieron en Andalucía antes y después de la Reconquista. Las influencias de América Latina y especialmente las cubanas, también han sido importantes para moldear las diversas formas musicales del flamenco.

la Guitarra flamenca


Una vez que los granos del flamenco fueron plantados en Andalucía, éste creció como una subcultura separada, primero centrado en las provincias de Sevilla, Cádiz y parte de Mágala —el área conocida como la Baja Andalucía— pero pronto se esparció por el resto de Andalucía, incorporando y transformando la música popular de cada lugar. Mientras la popularidad del flamenco se extendía a otras áreas, otras locales tradiciones musicales españolas (como por ejemplo: la música tradicional castellana) influenciaba, y era influenciada por los tradicionales estilos del flamenco.

Menú de navegación:
Home PianoMundo
Noticias de música: Actualización diaria.

Entradas recientes
de nuestro Blog: